Ruta 1095

Deja un comentario Escrito el: 25 junio, 2013
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Email 0 Filament.io 0 Flares ×

route 1095Sí señores, la famosa ruta 1095, que tiene 1864 curvas desde Chiang Mai hasta Mae Hong Son (en 240 km) y es ideal para hacer en moto si podéis transportar vuestro propio equipaje detrás (en nuestro caso, al solo saber conducir moto uno de los dos, no cabíamos con todos los accesorios en una sola moto), así que hemos optado por el autobús (minivan para ser más precisos). Luego hemos descubierto que, almenos en el trayecto desde Pai hasta Chiang Mai o viceversa, hay una compañía que se encarga de llevarte las mochilas (Aya Service), así que es otra opción a tener en cuenta.

Nuestro objetivo es dirigirnos hacia Mae Hong Son y, para hacerle el trayecto más llevadero a nuestro estómago (por el mareo), decidimos pararnos, en principio, un día, en Pai. Y qué bonito es cuando se llega a un lugar del que aún no habíamos leído nada al respecto, sin ninguna expectativa (ni positiva ni negativa) y te transmite tan buena energía nada más pisarlo. Pai se considera el pueblo “hippy” de Tailandia, que ha tenido un aumento considerable del turismo en los últimos años, también a nivel de turismo interno. Como llegamos en temporada baja, se respira muchísima tranquilidad y “easy living”. Como siempre, lo mejor es alquilar una moto nada más llegar para tener libertad de movimiento, y nos permite descubrir a las afueras del pueblo, pasado el puente sobre el río, un montón de guesthouses que alquilan cabañas de diferentes tipos y presupuestos, una zona mucho más tranquila y más en contacto con la naturaleza.
Cuando vemos “xxx”, no nos podemos resistir a dormir en esa casita que parece salida de un episodio de los pitufos. Allí conocemos a Nancy, una mujer de Nueva York que viaja sola con una vida muy interesante (y que ha vivido en diferentes países) con la que tenemos largas charlas sobre la vida en general, en el jardín. Es una sensación como de estar en casa y hablar con los vecinos de toda la vida. En Pai nos acabamos quedando 5 días de relax, nuestra rutina es desayunar, coger la moto para hacer una pequeña ruta en los alrededores por la mañana, y comer cada día en “Earth Tone”, a dos pasos de donde nos alojamos (delante de la puerta que lleva al templo Mae Yen), un pequeño café-restaurante vegano que usa ingredientes locales y orgánicos y que es “slow food” (se toma su tiempo para cocinar TU plato). Probad también las tartas caseras. Las tardes las pasamos entre los diferentes cafés del pueblo (por ejemplo, en la Muslim bakery hacen un buen café y unos yogures caseros que están buenísimos, aunque la dueña tiene un carácter un poco particular) y paseando por el pueblo (hay un mercado diario de 15 a 17 donde comprar fruta y por la tarde-noche medio pueblo sale a vender sus productos a la walking street, no sabemos si venden mucho pero desde luego es el lugar de encuentro social).

Mae Hong Son está mucho más alejado de la ruta turística, de hecho cuando estamos nosotros no nos cruzamos a más de cuatro extranjeros por la calle, está ya casi en la frontera con Myanmar. Un par de días han sido suficientes, creemos que influídos por el calor que hemos pasado que nos quitaba la inercia a movernos. Se puede hacer una excursión de un día al Chinese Village o, de regreso, parar en Soppong a visitar algunas de las múltiples cuevas. Es muy tranquilo y el paisaje que lo rodea es precioso, pero seguramente se disfrute más en otro mes menos caluroso.

Se puede escoger otra ruta para volver para no repetir la de Pai, que es vía y Mae Sariang, y luego de ahí volver a Chiang Mai, pero ya os decimos que con semejante temperatura, no hemos tenido ánimos.

Comenta con tu cuenta Facebook

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>