Trekking Annapurna

Deja un comentario Escrito el: 13 mayo, 2014
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Email 0 Filament.io 0 Flares ×

Trekking AnnapurnaEmpezamos nuestro primer trekking a los pocos días de llegar a Pokhara. La mejor opción que encontramos, que nos permita adentrarnos en la zona de conservación de los Annapurnas, sin ser tan largo como el del campamento base, es el famosísimo Poon Hill Trek, de 5 días. Dudamos al principio, por ser muy transitado, pero no queremos arriesgarnos a un trekking de 10-11 días como el del Annapurna Base Camp, sin tener experiencia previa.

Este ha sido nuestro recorrido al detalle:

Día 1: A las 8.00 nos viene a esperar Shiva, nuestro guía, a la recepción del hotel de Pokhara. Habíamos reservado un taxi por 1500 rupias hasta Nayapul, el punto de partida de nuestro trekking. El trayecto es de casi 1 hora y media, así que hasta las 9.30 no empezamos de verdad el camino.

Nosotros con nuestro guía Shiva

Nosotros con nuestro guía Shiva

La primera parte del camino es bastante calurosa, el camino es fácil, bastante llano aunque siempre con piedrecitas en los caminos de tierra, hasta que paramos a comer a las 12.00, pero es una zona con pocas sombras y se empiezan a ver los cercos en las camisetas. En este primer trozo, hay restaurantes cada 5 minutos, es la más cercana a Nayapul y, por lo tanto, más fácil llevar todo tipo de alimentos, por eso hay tantos, hasta demasiados diríamos.
Comemos en “See you lodge”, en el pueblo de Hille. Un Dhal Bat por 330 rupias y unos chicken noodles por lo mismo. El agua suele costar entre 60-80 rupias por botella, y se consume mucha, así que usamos (al fin! Casi un año cargándolas inútilmente), nuestras tabletas potabilizadoras. La verdad es que no dan nada de sabor al agua y según nos dijeron al comprarlas en Barcelona, lo matan todo (marca Micropur Forte).

Tiempo de Pausa

Tiempo de Pausa

A las 13.00 reprendemos la marcha, en tan sólo 25 minutos más, llegamos a Tikhedunga, que suele ser el fin de la primera etapa en casi todos los trekkings organizados, pero Shiva nos recomienda subir hasta Ulleri, y así hacer menos duro el día siguiente, y rápidamente entendemos por qué. De Tikhedunga a Ulleri son una hora y media de duras escaleras de piedra, 3300 según dicen los locales que se las conocen bien.
Se nos pasan las ganas de quejarnos cuando vemos pasar a varias personas transportando arriba y abajo cestos de 40 kilos a la espalda de todo tipo de productos. Es el único camino posible para transportar cosas entre estos pueblecitos. Michele intenta sostener un minuto y dar cuatro pasos una de las cestas, y esta es su cara.
Un señor nos dicen que quiere llegar hasta Gorephani en ese mismo día (quiere hacer en un día lo que nosotros en dos y con ese peso!). Nos parece imposible de creer.

35Kg

35Kg

En Ulleri conocemos a Alexis, de Uruguay pero residente en Tenerife, y Elon (su guía). Los 5 haremos buenas migas y compartiremos el resto del trekking. Alexis, no se cómo, consigue que todos acabemos cantando la canción de su equipo de fútbol en Uruguay, el Peñarol, y no sólo delante del vino local.

El escuadrón del trekking

El escuadrón del trekking

En fin, que nuestro consejo es llegar a Ulleri el primer día, porque al día siguiente esperan unos 1000 m más de subida, que si se tienen que empezar con estas escaleras, un ya se desmoraliza, así que vale la pena hacer un esfuerzo y estirar el primer día al máximo. Total, sin contar la hora que paramos a comer, 4horas 45 minutos de trekking.
Dormimos en Kamala Guesthouse, muy limpia, con baño compartido tipo turco (tienen sólo un par de habitaciones con baño y estaban reservadas), sin agua caliente en la ducha, por 300 rupias. En todo Ulleri sólo hay dos hoteles que tengan baño occidental y son los que primero se llenan. Entre cenar, un par de tés y desayunar al día siguiente gastamos 1140 rupias más.

Día 2: Nos despertamos a las 6.00, pero salimos a las 8.00, tras un desayuno a base de tortilla y café con muesli (que nos habíamos traído desde Pokhara dada la advertencia de los altos precios en los lodges), y que se repetirá exactamente igual en los siguientes días.
La etapa es de subida, sean escaleras o camino. Nos lleva 4 horas 45 minutos llegar al destino, Gorephani. Nos alojamos en el Super View Lodge, por 200 rupias. Shiva nos busca siempre el alojamiento más alto que encuentra, al principio nos acordamos de toda su familia, ya que cuando ves el pueblo te haces la ilusión de que ya descansas y esas últimas escaleras, pasando de largo todos los otros alojamientos, se te hacen eternas. Pero luego vemos que tenemos siempre las mejores vistas de las montañas.

Llegada a Ghorepani

Llegada a Ghorepani

Gorephani es más grande, tiene hasta ua pequeña tienda y librería, y una German Bakery en la que nos tomamos un trozo de Apple pie con un chocolate caliente, deliciosos. Por la tarde, cae una tromba de agua increíble, hasta con piedra, que nos hace temer lo peor de cara a poder ver las vistas desde Poon Hill al día siguiente, pero Shiva dice, “rain is good, tomorrow good view”, y nos conviene hacer un acto de fe.

Super view Lodge

Super view Lodge

Estamos a 2900m y la noche es bastante más fresca, así que el lugar más buscado por la tarde es alrededor de la estufa central. A su alrededor cuelga también un interesante tendedero donde ver un buen repertorio de calcetines, camisetas y otras cosas…Aquí tampoco logramos darnos una ducha caliente, dejémosla en menos helada que el día anterior.

Día 3: Nos levantamos a las 4:30 y empezamos a subir las escaleras que llevan a Poon Hill a las 4:45. Al estar más altos, empezamos el dia con algunas escalerillas menos y se agradece. La procesión de lucecitas que sale de todos los hoteles es increíble, casi hay que pararse a ratos de la cola que hay, sólo hay un camino y todos vamos a la misma hora.
No desayunaremos hasta la vuelta, así que todas esas escaleras, con los músculos aún dormidos y el estómago vacío, se hacen algo duras.
Alcanzamos los 3210 metros de Poon Hill a las 5.45, cuando los primeros rayos de luz empiezan a asomarse tras los picos más bajos.

En la cumbre

En la cumbre

Shiva tenía razón, el día está clarísimo y las vistas de las montañas nevadas a 365 grados es un espectáculo, sólo empañado por la gran cantidad de personas que estamos ahí al mismo tiempo, buscando la mejor foto, y la horrible torre de observación que ocupa la parte central (se verá lo mismo 50 metros más desde arriba que desde abajo, no? En fin…). Aún con todo, ver más de una montaña de más de 8000 metros ante tus ojos, como el Dhaulagiri (8167m), o Annapuna Sur (7219m), Annapurna I (8091m), Machapuchare (6993m), considerada esta última una montaña sagrada para los nepalís, que nadie ha conseguido subir hasta la cima y para la que ya no se conceden permisos desde que lo intentara una expedición británica en 1957, en la que prometieron no hacer cumbre, sin saber bien que pasó, a tan solo 50 m de la misma. Se dice que todos los que lo han intentado han muerto y que ni siquiera los helicópteros la sobrevuelan por su fuerza magnética. Desde entonces, la montaña se ha consagrado al dios Shiva.

El escuadrón en la cumbre

El escuadrón en la cumbre

Tras recrearnos ante esta vista, volvemos a desayunar al hotel, deshaciendo el camino de subida, para a las 8.00, salir de nuevo de marcha. Hoy, destino Tadapani. Tras una primera etapa de subida de 1 hora y media, donde se vuelven a alcanzar los 3150m, en la que poder seguir disfrutando de las vistas del Himalaya a nuestra izquierda, paramos a comer en Gurung Lodge, en Banthanti, sobre las 11.30h, los mejores egg noodles de todo el trekking. La parte de bajada pone a prueba las rodillas a base de bien, Michele empieza a sacar por primera vez la venda compresiva y el gel de masaje, y Laura, aún siendo algo pesada la bajada, más contenta que unas castañuelas por dejar al fin de subir y subir.
La variedad de las vistas de este día, lo hace el mejor, desde altos picos a bosque con pequeños riachuelos y una buena sombra.

El Annapurna a mi espalda

El Annapurna a mi espalda

Llegamos a Tadapani tras 4h 45 min (siempre excluyendo el tiempo de comida), pero que si sumamos el ascenso y descenso de la mañana lo hacen el día más largo (6h 15m). Nos alojamos en el hotel Magnificient, por fin la primera ducha caliente de verdad, que se calienta con gas a 100 rp (menos de 1€), aunque nos encontremos un par de pequeñas sanguijuelas que nos hacen compañía en sus paredes a las que no quitar ojo, nos parece la mejor del mundo.
En Tadapani, Shiva y Elon nos llevan, junto con Alexis, a una de las casas locales, donde nos sirven en famoso vino Rocsie, muy medicinal y todo lo que tu quieras, pero al cuarto vaso no veáis que taja llevaban aquí los amigos. Lo curioso es que te lo sirven de una tetera, que calientan como si fuera té. Lo mejor, el sukuti, carne de búfalo seca, que luego se sirve con una salsa picante, buenísima! Sólo la encontraréis si os metéis en uno de estos casa-bares clandestinos.

vista de Tadapani

vista de Tadapani

Día 4: Salimos a las 8.15 y, a las 3 horas escasas, estamos ya en Gandruk, el día más corto. Gandruk es un pueblo precioso, más grande y con los hoteles más dispersos, hay muchas guesthouses bonitas para elegir, decoradas con un montón de bonitas macetas con flores. Dormimos en la primera habitación con baño dentro y agua caliente, wifi y todo por 300 rupias en “Meshrom Guesthouse”, y con una terracita fuera desde la que contemplar aún las montañas nevadas a mayor distancia.

Gandruk

Gandruk

Se puede unir en una sola etapa la ruta del día 4 y 5, pero vale mucho la pena llegar pronto y hacer noche ahí para disfrutar del pueblo, de la buena temperatura y tomar fotos (querréis fotografiar todas las caras y casitas que encontréis, los burros que pasan con las alforjas cargadas, el maíz que se seca al sol colgado de las puertas de las casas, la madera apilada…).
De camino a la escuela, hay un centro de visitantes, donde dos veces al día ponen un documental sobre cómo se está desarrollando el área de conservación de los Annapurnas. También hay una german bakery donde comer un apfel strudel. Hubiéramos vuelto un par de días si no fuera porque hay que volver a pagar otra vez los permisos cada vez que sales y entras por el ckecking point de salida en Nayapul.

Día 5: Salimos a las 8, nos dicen que el calor de ese día es el peor y vaya si aciertan. El camino es llano, excepto unos 45 minutos de escaleras al principio, el paisaje es el menos interesante porque se anda mucha parte por carretera, y sin sombras de ningún tipo. En total nos lleva unas 4 horas alcanzar Naya Pul.

trekking stick

trekking stick

Qué equipamiento llevar:

Si se hace en abril, sólo recomendamos un polar algo grueso (alquilarlo cuesta 80 rupias/día), que ponerse encima de todas las camisetas que llevéis, para el día de la subida a Poon Hill. El resto de noches, con una camiseta de manga larga y jersey es suficiente para las noches que son más frescas. Compramos unos guantes en Pokhara por 1€, que regalamos a los guías tras bajar de Poon Hill, sólo se usan esa mañana pero vale la pena llevarlos.
No hace falta saco de dormir ni saco sábana, en todas las guesthouses te dan un edredón limpio y grueso.
Imprescindible dos palos, de bambú o de alpinismo, es igual, pero llevadlos sí o sí (alquilarlos cuesta 60 rupias/día), una gorra para el sol y crema solar.
De ropa, con un par de pantalones y camisetas es suficiente, da tiempo a que se sequen de un día para otro si se lavan al llegar. Y una toalla de esas que no ocupan.
Barritas de cereales y un paquete de muesli, para ahorrar algo en las paradas que es donde más te cobran.
Una venda compresiva y un gel analgésico para la rodilla si tenéis algún problema previo, ya que en las bajadas de escalera se acentuará.
Una sola mochila para los dos es lo mejor, sobretodo por ética si se contrata un porteador, que vaya lo más ligero posible (no más de 10 kg por dos personas). Hemos visto auténticas barbaridades con los porteadores, como uno que llevaba dos mochilas grandes de trekking atadas una encima de otra, de un matrimonio que debía llevar media casa encima. Le preguntamos y nos dijo que llevaba 40 kilos! Eso es inhumano. Un porteador no es sinónimo de “como no lo llevo yo, pongo en la mochila cosas que no necesito”, probaros vosotros ese peso primero y ved si es razonable. Está bien para muchos de ellos la oportunidad que tienen gracias a los trekkings de ganar un sueldo diario, pero el abuso que se hace por parte, sobretodo de las agencias, es intolerable. Y está en nosotros también la responsabilidad de negarnos a hacer un trekking con esa agencia si vemos que carga de esa manera a sus porteadores, sino somos igual de responsables de permitirlo.

¿Necesitáis guía/porteador?

La agencia que nosotros utilizamos fue Wayfarers, en Pokhara. Te tramitan los permisos ellos sin coste adicional y los precios eran de 15$/día por un porteador y 20$/día por un guía. Con contratarlo todo, el día anterior al trekking, es suficiente (almenos en abril).

Nivel de dificultad:
En teoría, este trekking está categorizado como “Easy”, si bien, después de haberlo completado, creemos que es más porque no se alcanza mucha altitud y dura menos días, que porque realmente sea tan fácil. Cualquier persona con buen estado de salud lo puede hacer, pero requiere cierto nivel de sacrificio y energía, en las etapas de subida.

album foto

Comenta con tu cuenta Facebook

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>