Sarawak (Borneo): Kuching y alrededores

Deja un comentario Escrito el: 15 agosto, 2013
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Email 0 Filament.io 0 Flares ×

Bako national park¡Se escribe como gato pero se lee Kuching! ¡Es la primera ciudad del Borneo malasio que visitamos! El período veraniego que va de Julio a Septiembre es el mejor momento para programar una visita a Borneo. Es la estación seca y el sol (aunque también el calor) nos acompaña cada día.

Nada más llegar a Kuching, conocemos a Ilenia, una chica muy simpática de Florencia. Su bellísimo acento toscano desaparece en cuanto habla un perfecto inglés, aprendido tras los varios años que lleva viviendo y trabajando en Londres. Con ella compartimos el taxi desde el aeropuerto al centro de Kuching y nace un feeling espontáneo, así que nos intercambiamos los mails y nos volvemos a ver al día siguiente para disfrutar de la ciudad del gato. En realidad, gatos no vemos muchos, pero la ciudad bien merece una visita, con su estupendo largo paseo siguiendo el curso del río que cruza el norte de la ciudad y que atrae a los locales sobretodo de noche, una buena oportunidad para tomar una cervecita en “mode relax”.

Nos quedamos en Kuching 4 noches. Entre los locales, seguramente uno de los lugres más conocidos es el Top Spot, un restaurante ubicado en la última planta de un aparcamiento de 6 plantas, al aire libre. Aqui cada noche se puede degustar un pescado y marisco excelente, a la brasa y acompañado de las verduras y la salsa que uno elija, y sustituyendo la cerveza (recordemos que estamos en el ramadán) por un zumo de frutas buenísimo y mucho más sano. El precio es muy interesante en relación a la calidad, pagamos 60 RM (15 €) los dos. La compañía de Ilenia es también la ocasión para profundizar en nuestras vidas mútuas. Enseguida me doy cuenta (Michele) que me encuentro entre una psiquiatra y una psicóloga y empiezo a temer que la conversación acabe en temas “técnicos”, pero nada más lejos de la realidad, nos ponemos a hablar de nuestros viajes y de los respectivos estilos de vida en Barcelona y Londres.

Ilenia, Laura e Michele Cogemos el bus con nuestra nueva amiga italiana desde Kuching, el trayecto es una hora + 20 minutos en barca, 3.5€ por persona) y ya estamos en la entrada al parque (2.5€) La barca puede llevar hasta 5 personas, así que lo ideal es unirse a otros visitantes hasta llegar a 5, ya que se paga por barca y no por persona. Hay algunas cabañas dentro del parque que ofrecen la posibilidad de dormir en contacto con los rumores nocturnos del parque. Rechazamos la invitación en este caso y hacemos una visita sólo de un día.

Escogemos uno de los múltiples itinerarios, siguiendo los colores marcados en la corteza de los árboles. Hace muchísimo calor y decidimos dirigirnos hacia una de las playas, que según dicen, es la mejor del parque. El sendero no está tan bien preparado como en Spiaggia kecilTaman Negara, pero después de una horita y media se abre ante nuestros ojos una playa, que vista desde arriba, parece de postal, su sola vista alivia ya el sudor que nos recorre de arriba abajo. A esta playa se acercan unos moninos listísimos y muy rápidos, que en un instante pueden robarte la comida, cámaras de fotos y bebidas. Dejar la mochila sin custodiar es un error que puede salir muy caro. En unos segundos, nos ponemos el bañador, ponemos a secar y ventilar nuestra ropa al sol y…al agua! Para no usar la expresión colorida y poco elegante para describir la temperatura del agua, nos limitaremos a usar la políticamente correcta…es un caldo! Y aquí aparecen dos líneas de pensamiento: los que prefieren el agua caliente para no sentir ningún impacto al entrar, o los que la prefieren fría para sentirse regenerados a la salida.

Barca del ritornoPara volver a la base, cogemos un barco por pocos ringhits que nos evita hacer (y sudar) el mismo camino para volver atrás. Además, en la hora y media de caminata aún no habíamos visto ningún proboscis, así que decidimos volver a la entrada del parque para empezar otra ruta. Nos encontramos con un gúia que acompaña a una pareja de americanos y nos invita a unirnos al tour “for free”. El guía nos hace entender la diferencia entre realizar el recorrido solos o ir con alguien que conozca bien el parque. En la media hora que vamos con él aprendemos más que en todo el día, nos habla sobre plantas medicinales (cómo se llaman, para qué sirven y cómo se consumen), del tipo de bambú en el que es posible encontrar agua para beber en caso de necesidad, de un tipo de hormigas que producen una fuerte irritación si te pican…Andando solos, o se es un experto biólogo o botánico, o te pierdes el 90% de la fauna y flora del parque. Pero esto no es lo peor. Andar sin guía te expone a peligros que la ignorancia esconde. El guía nos enseña plantas que es mejor no tocar, agujeros en los árboles a los que él llama “el vecindario de los escorpiones”, y a nuestra pregunta de: are there snakes? (¿hay serpientes?), andamos tan solo 10 metros y nos señala un lugar con una especie de láser y nos dice:

- ¿La véis ahí?
- No, nada.
- Dad dos pasos y observad el punto que estoy iluminando.

snake bako parkCon cierto respeto (osea, miedito), nos adentramos en el bosque y enrollada encima de una gran rama, ahí está, una serpiente verde mimetizada entre las hojas. Nos cuenta que es un tipo de serpiente muy venenosa, si te pica te puede provocar la muerte en muy pocas horas. Ah bueno, ahora ya nos quedamos más tranquilos, haber empezado por ahí…nos da miedo sólo pensar cuantos animales y plantas habremos rozado, en cuantos troncos nos habremos sentado, inconscientes de los peligros que habitan entre ellos. El guía nos muestra una cicatriz y nos cuenta una anécdota de esas que a todos nos ha pasado alguna vez. Hace unos años, en uno de sus tours en los que llevaba a un grupo de turistas, se puso de espaldas a la vegetación para darles algunas explicaciones y dio unos pasos atrás, rozando uno de estos simpáticos animalitos verdes (que se mimetizan a la perfección). Le mordió. Cogió un cuchillo y se hizo un corte para sacarse el veneno (es la cicatriz que nos enseña), le salió una sangre azulada, y volviendo hacia la salida, se desmayó y estuvo inconsciente hasta que se despertó en el hospital. El médico le dijo que había sido casi un milagro que se salvara, que el corte que se hizo pudo salvarle de una muerte segura. Después de haber visto aquella serpiente, andábamos en piña prestando atención a cada paso.

Al día siguiente, vamos al centro de rehabilitación de orangutanes de Semenggoh, también a poca distancia en autobús desde Kuching, donde los orangutanes circulan en libertad por todo el parque. Seguimos el camino indicado hasta la plataforma de alimentación, donde dos veces al día (a las 9.00 y a las 15.00), se les da de comer. Un “ranger” les llama y ellos acuden…cuando tienen hambre…porque si el día se les da bin y encuentran comida en su habitat no vienen…como nos ha pasado a nosotros. Volvemos a Kuching desilusionados. Quizás el turno de la tarde no fuera el mejor.

Última cena con Ilenia. El momento de la despedida. Ella continúa hacia la provincia de Sabah, donde le espera seguro una magnífica experiencia de buceo en Sipadan…y nosotros seguimos hacia el este, pero siempre dentro de la provincia de Sarawak.

DÓNDE DORMIR: nosotros hemos dormido en la guesthouse “Wo jia lodge” (Main Bazar, 17) http://www.wojialodge.com/. Uno de sus puntos fuertes es la zona común, amplia y bien decorada. Las habitaciones son simples pero espaciosas. Los baños compartidos son escasos y básicos (una ducha y un wc por planta), pero cumplen su función. Bien ubicado, delante del parlamento en el paseo del río. Muy divertidos los carteles que están por toda la casa con chistes y frases varias. Uno de los más divertidos es una foto de una señora que está lavando los platos y debajo se puede leer: “Desafortunadamente tu madre no trabaja aquí, te pedimos que laves los platos después de usarlos. Gracias”

DÓNDE COMER: “Top Spot food court” (Imprescindible)

aquí todas las fotos

Comenta con tu cuenta Facebook

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>