Paradas en el camino: Sam Neua y Vienthong

Deja un comentario Escrito el: 26 octubre, 2013
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Email 0 Filament.io 0 Flares ×
Llegada a Sam Neua

Llegada a Sam Neua

En Laos los desplazamientos por tierra sólo pueden realizarse en bus (o minivan o songthaew). Y vale la pena porque los paisajes durante los trayectos son increíbles, como el trayecto en Songthaew (el famoso camioncito con asientos detrás) para llegar hasta Sam Neua (el trayecto dura 1 hora desde Vieng Xai). La tranquilidad se respira en el silencio, en la forma de hacer y comportarse de los laosianos. Debido a la altura, no se sufre por demasiado calor y el día es fresco y soleado.

Sam Neua no es especialmente bonito, por no decir feo. Un río pasa por el centro del pueblo y lo divide en dos partes. Tiene pocos restaurantes y no demasiado buenos. Pero es una buena oportunidad para ver la vida diaria en un pueblo relativamente más grande que sus vecinos, aparte que es el punto de partida para rutas de más larga distancia (si se viene desde Vieng Xai hay que hacer cambio de bus ahí).

Si hay en Sam Neua un simpático mercado vespertino tipo bazar y una especie de centro comercial cubierto donde podemos cambiar los dong vietnamitas en kips (como ya nos pasó en Hanoi, en realidad son joyerías donde venden oro las que también te ofrecen este servicio, pero no lo anuncian en ningún sitio). La tienda está en la planta superior del centro comercial que se encuentra al lado del fresh market.

fresh market

fresh market

Vamos a a oficina de información turística pero no nos alienta con ninguna actividad, más bien sobre otras de los alrededores, casi como diciéndonos: “Pero qué se os ha perdido en Sam Neua?”
Si nos hemos parado aquí ha sido para ir dividiendo en partes las largas horas de autobús que hay hasta Luang Prabang, pero es un pueblo que perfectamente se puede pasar por alto.

Dónde comer: el único restaurante que tiene más platos para elegir y con buena relación calidad-precio es “Dan Nao”, justo después del puente de la carretera principal.

## Vienthong ##

Como no vamos con prisas, nuestro siguiente alto en el camino es Vienthong, siempre en el camino hacia Luang Prabang (4-5 horas en bus desde Sam Neua). Habíamos leído que era un pueblecito “famoso” por sus Hot Springs, así que ¿por qué no dejarnos envolver por esas aguas calientes que surjen naturalmente de la tierra?

Hot Spring

Hot Spring

Lo mejor de estas paradas espontáneas es la falta de expectativas y siempre encontramos algo interesante en todos los lugares, aunque sólo sea disfrutar de la vida local. En la comida, nos encontramos a un chico francés que está viajando por Asia durante un año y medio. Su elección de alquilar una moto tipo cross para viajar por Laos parece una buena opción para disfrutar de los paisajes de una forma más directa. Nos cuenta otra historia increíble sobre una família canadiense que había conocido hace unos dias que habían viajado desde Canadá a Sudamérica y de ahí a Asia, todo con caravana (y embarcando la caravana en un barco que tardó un mes en llegar a Asia). Como el viaje les duraba ya casi dos años, cada mañana los padres dedicaban algunas horas a tareas escolares, para que sus hijos no sequedaran atrás desde el punto de vista didáctico y pudieran reintegrarse en la escuela, respetando los programas oficiales que correspondían a cada edad. ¿Os imagináis tener la escuela en una caravana y que vuestros padres os hagan los exámenes? De hecho, los padres afirmaban que su velocidad de aprendizaje era mucho mayor, aparte de las otras experiencias y competencias que aprendían viajando, imposibles de adquirir en una escuela. Desde luego no hay límites al deseo de viajar, sean cuales sean tus circunstancias nada es imposible para quien tiene una fuerte motivación.

Al atardecer, paseando por el pueblo, nos paramos ante una señora que está haciendo unas brochetas de carne a la brasa a las que no nos podemos resistir. ¡Nos comemos 20! (hay que decir que eran muy pequeñitas). Nos sentamos en su pequeña cabaña acompañados por el “loco del pueblo” que nos invita a cerveza caliente y nos cuenta unas historias en laosiano de las que no entendemos nada, obviamente, pero que suplimos con una buena sonrisa y el hombre tan feliz.

Preparación de la comida: bambú

Preparación de la comida: bambú

Dormimos en una de las guesthouses de la carretera principal y al día siguiente vamos andando hasta las Hot Springs (a 1 km del pueblo aproximadamente). La entrada son 20.000 kips/persona (= 1,90€), que sólo pagamos los extranjeros. Parándose aquí, vale la pena irlas a visitar con el bañador puesto. La temperatura del agua es de 100 grados en algunas zonas, tanto así que a la entrada venden huevos por si los quieres hervir en el agua. Este lugar ha sido el lavadero del pueblo desde siempre, donde aún vemos mujeres que acuden a lavar sus prendas y secarlas al sol. Justo al lado de la entrada, han construído unas bañeras de piedra, donde se puede mezclar el agua fría con la caliente a gusto del bañista y darse un baño natural disfrutando del lugar.

Michele se prepara para darse un baño

Michele se prepara para darse un baño

Al mediodía, nos subimos de nuevo al bus, esta vez con destino a Nong Khiew.

aquì todas las fotos de Sam Neua

aquí todas las fotos de Vienthong

Comenta con tu cuenta Facebook

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>