Nong Khiaw, calma a orillas del río Nam Ou

Deja un comentario Escrito el: 2 noviembre, 2013
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Email 0 Filament.io 0 Flares ×
Vista desde el puente - Nong Khiaw

Vista desde el puente – Nong Khiaw

La llegada a Nong Khiaw desde Vienthong es nocturna así que toca buscar guesthouse a oscuras. Y con un hambre…tenemos la suerte que el bus nos deja justo al lado del puente, en la calle principal donde están varias guesthouses y restaurantes, así que en 10 minutos ya hemos visto 4 ó 5.
Nong Khiew se despierta con bruma matutina y temperaturas frescas. Y como es habitual en Laos, los gallos son nuestro mejor despertador. El puente sobre el río Nam Ou, un afluente del Mekong, divide el pueblo en dos, con dos nombres distintos.

Se nota que recibe más turismo que los predecesores por el tipo de restaurantes y el volumen de guesthouses, si bien, a pesar de ello, sigue siendo tranquilo y vale la pena pararse unos días a disfrutar del entorno, sea en bici, moto, barco o a pie. Actividades hay para todos los gustos, y casi todas pueden realizarse también por cuenta propia contratando alguno de los medios de transporte disponibles. En octubre, al no haber demasiados viajeros con los que compartir gastos, el precio es bastante alto, así que descartamos la opción trekkings.

De todas formas, el que más ilusión nos hace es un trayecto por el río Nam Ou hasta Muang Ngoi, para disfrutar de la tranquilidad del paseo en una barquita de madera a motor de esas en las que se va escuchando el traqueteo, del paisaje y visitar pueblecitos a los que sólo se puede acceder a través del río.

Hacia los pueblos siguiendo el río

Hacia los pueblos siguiendo el río

Al no ser temporada alta, si cogíamos un barco público, mucho más económico, no estaba garatizada la vuelta en el mismo día, así que lo contratamos al dueño de la segunda guesthouse en la que nos quedamos, un tal Mr. Mang, por lo que nos enteramos después es bastante famoso en el pueblo por haber sido el descubridor (o eso dice) de uno de los trekkings más populares de la zona, el de las “100 waterfalls”, que comercializan todas las agencias. Él tiene una agencia de viajes en la calle principal (Phone Travel), que parece ser la única más local. Como compartimos el coste de la barca con otros dos viajeros, pagamos 125000 Kips (12€) cada uno, incluyendo ida y vuelta y parada en uno de los pueblecitos a orillas del Nam Ou.

disfrutando del paesaje

disfrutando del paesaje

Es posible quedarse a dormir en Muang Ngoi pero si no va a realizarse ningún trekking desde allí, en un día da tiempo de ir a visitar unas cuevas que hay a 1 km del pueblo, bañarse dentro de la cueva en una especie de riachuelo que pasa por su interior (¡el agua está helada!), comer tranquilamente (muyyy tranquilamente, en Laos acordaros del término slow food), y relajarse tomando “a cup of lao cafe con leche” en uno de los restaurantes que dan a orillas del río. Es un lugar que parece haberse detenido en el tiempo.

Pueblo de Muang Ngoi

Pueblo de Muang Ngoi

Nuestra idea de alquilar un par de bicis y recorrer la carretera de tierra que va siguiendo el río queda frustrada por un par de días de problemas estomacales que me bajan la energía (Laura), creo que motivados por tanta comida hindú de golpe, aunque mirando el lado positivo, puestos a quedarse en cama en algún lugar, es ideal hacerlo en una guesthouse con vistas al río Nam Ou, donde por la noche sólo se oye un concierto de grillos, y por la mañana, sobre las 6.00, un silencio absoluto y una atmósfera a medio camino entre la noche y la luz, que parece mágica. Ese ambiente de calma matutino se va a quedar grabado en mi memoria para volver a él cuando necesite sentirme en paz.

Dónde dormir: Phulisak Guesthouse. En la calle principal, 50000 kips /noche. Guesthouse muy correcta, limpia, wifi, con una mesita y sillas fuera, pero sin vistas al río. Sólo por eso nos cambiamos.

Nam Ou River Lodge. 60000 kips/noche. Mismas prestaciones que la primera, solo que ¡con vistas! El dueño es el mismo que el de la agencia Phone Travel. Está a 10 minutos andando de la calle de los restaurantes, siguiendo la carretera principal paralela al río tras cruzar el puente. Para luego salir a otro destino, es más cercana a la estación de autobuses.

Ambas muy recomendables por la óptima relación calidad-precio-ubicación.

Dónde comer: Repetimos varias veces en el hindú Deen Restaurant. Bueno y económico y un pan naan delicioso.

En CT Bakery (es un restaurante a pesar del nombre) hacen unos desayunos abundantes y ricos, aunque no super económicos. Recomendamos los bagels.

Chennai Restaurant. Otro hindú, enfrente del otro.
El único hindú de la carretera principal en Muang Sing también muy recomendable (pero si os coméis hasta las uñas del hambre, mejor compraros algo para picar mientras esperáis).

Comenta con tu cuenta Facebook

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>