Región de karnataka

Deja un comentario Escrito el: 26 marzo, 2014
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Email 0 Filament.io 0 Flares ×

BangaloreBangalore es el lugar de paso obligado para quien quiere dirigirse de la costa este a la oeste, o hacia el norte, dada la mayor disponibilidad de transportes. Bangalore es una gran ciudad con carácter occidental, con intenso tráfico, alto nivel de ruido y ese tono grisáceo entre la suciedad y el humo de las ciudades en India.
A Bangalore también se la conoce como la “Silicon Valley” de India, dada la gran cantidad de empresas tecnológicas que se encuentran aquí, así como universidades para estudiar ingeniería informática. ¡El creador de hotmail era de aquí!

La zona más interesante y bonita para visitar es seguramente el parque Cubbon. A sus espaldas, se encuentra la zona más “inn” de la ciudad con sus centros comerciales, la sede de Microsoft, bares y un precioso Hard Rock Café digno de visitar (bastante más grande que el de Barcelona y con una colección extensa de joyas del rock). En esta zona pasamos todo el día. Puede parecer raro, pero concedernos una pausa del estrés de las pequeñas ciudades indias y es algo de lo que tenemos necesidad de vez en cuando (sin ser amantes ni de los centros comerciales ni de los Hard Rock).

Paseando por las calles, viviendo el ambiente, es fácil entender que Bangalore represente la ciudad con la mentalidad más abierta del sur de India. Se ven menos los saris y más los jeans, las parejas andan cogidas de la mano y hasta algunas chicas llevan tops, algo impensable en ciudades más pequeñas.

El contínuo ir y venir de los coches y autobuses y los claxons que se usan hasta para espantar moscas, nos hacen elegir para cenar un restaurante tranquilo cerca de nuestro hotel, que se convierte en el fijo, el único que ofrece un respiro en su terraza abierta.
Por la mañana y por la noche en Bangalore refresca, una alegria cada vez que tenemos que sacar nuestro jersei de la mochila porque las temperaturas bajan un poco.

donde dormir: Sheetal Residency (1000 rupias por noche)

## MYSORE ##

En Mysore visitamos el imponente palacio del Maharajah. Está prohibido entrar con cámaras fotográficas, pero el vigilante que controla las mochilas que pasan por un escáner, coge a Michele a parte y le hace entender que sería corrompible por 200 rupias. Rechazamos la propuesta y dejamos la cámara en las cajas de seguridad de la entrada. Precio de la entrada: 200 rupias con audioguía incluída.

Palacio de Mysore

Palacio de Mysore

El palacio fue completamente destruído tras un incendio y reconstruído y acabado en 1912 por un arquitecto inglés. El interior está decorado con preciosas ventanas multicolores, detalles en mármol y esculturas. Todo el recorrido está indicado con numeritos para que la audioguía nos vaya contando la historia, aunque tras 10 pasos ya nos hemos olvidado de la gran cantidad de nombres y fechas. Nosotros no lo visitamos en fin de semana, una lástima ya que os enteramos que es cuando lo iluminan por la noche y debe ser una belleza verlo. Es un palacio precioso que vale mucho la pena visitar.

Entrada del palacio de Mysore

Entrada del palacio de Mysore

Muy interessante también el mercado de las especies, donde nos perdemos entre sus aromas y colores. Difícil dar dos pasos sin que nadie te proponga comprar o probar algo. Nuestras caras occidentales resaltan entre la multitud (también por su belleza…) y es un no parar de: “Hola, ciao, cómo estás?…”, adivinando siempre nuestras nacionalidades.

mercado de las especies

mercado de las especies

Dónde comer: Restaurante-bar Shilipashri, en la terraza. Cocina india y horno tandoori. Está al lado de la Gandhi square, en old bank road.
Restaurante orgánico y tienda Dhatu: 10th cross VV Mohalla, cocina fresca y orgánica, vegetariana. Algo más caro pero buenísimo.

foto album de Mysore

## PUTTAPARTHY ##

Nuestra ruta de ashrams continúa hasta Puttaparthy. Tenemos gran curiosidad por descubrir cómo se vive en India la espiritualidad, y los ashrams son lugares que reciben a devotos de grandes y reconocidos maestros, algunos viven y otros no. Digamos que el ashram es el lugar donde el Maestro recibe a sus discípulos/devotos y donde transmite sus enseñanzas. Cada maestro se caracteriza por una forma de comunicar diferente y, a menudo no convencional, del propio mensaje.
Los hay que lo hacen a través de pequeñas entrevistas con sus seguidores (era el caso de Sai Baba, que concedía a menudo sesiones privadas de preguntas con sus fieles), los hay que lo hacen a través de libros escritos, otros a través del silencio y de su presencia.

El bus que nos lleva a Puttaparthi con la imagen de Sai Baba

El bus que nos lleva a Puttaparthi con la imagen de Sai Baba

En cada ashram hay algunos edificios anexos que acogen a los devotos que acuden de forma temporal o indeterminada, a cambio de alguna contribución con su trabajo al ashram o de un pequeño importe económico. Además, todos los ashrams que hemos visitado hasta ahora tienen un comedor común donde se sirve diariamente desayuno, comida y cena, una librería. varias salas donde acudir a meditar y, algunos más grandes como el de Sai Baba, hasta panadería y un supermercado dentro del recinto.

Entrada de el ashram de Puttaparthi

Entrada de el ashram de Puttaparthi

El ashram de Sai Baba, en Puttaparthy, es frecuentado por Sadhu (renunciantes) y muchísimos occidentales. Todo el pueblo, desde el autobús que se coge para llegar hasta allí, está lleno de imágenes de Sai Baba. Está claro que su imagen representa una fuente de ingresos económicos para toda el área, donde han proliferado las guesthouses y restaurantes. Me recuerda mucho (Michele) a San Giovanni rotondo.

La única calle de Puttaparthi

La única calle de Puttaparthi

Cerca de Puttaparthy se ha construído un hospital con las donaciones al ashram y que nos dicen que es gratuíto y dispone del mejor personal para tratar a las personas sin recursos.
En el centro del ashram hay una sala inmensa donde Sai Baba ofrecía su darsham (apariciones). Podían llegar a estar de 1000 a 2000 personas cuando aún vivía. Ahora se utiliza para los cantos y meditaciones matutinos y de tarde.
En el único café occidental de Puttaparthy conocemos a una chica española que XXX hace 15 años que vive allí, y que ha trabajado para el ashram como traductora, y nos transmite muy bien el sentimiento por Sai Baba y cómo se vivían los encuentros por los seguidores cuando aún vivía.

foto album de Puttaparthi

Comenta con tu cuenta Facebook

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>