Nuestro recorrido por Rajhastan

Deja un comentario Escrito el: 29 mayo, 2014
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Email 0 Filament.io 0 Flares ×

UDAIPUR

UdaipurUdaipur es nuestra primera parada en Rajhastán, después de esos maravillosos días de relax en Goa. La primera cosa difícil es elegir qué ciudades visitar de todas las que acabar en -pur. Udaipur, Jaipur, Rakanapur. Decidimos empezar por Udaipur, para luego dirigirnos a Pushkar y Jaipur.
No queda sólo un mes de visado y mucho que recorrer, así que tenemos que renunciar a algunos lugares de la región donde nos hubiera encantado ir, como Jaisalmer. A favor, nos alegramos de saber que pasaremos el Holi Festival en Rajhastán en los próximos días.
A diferencia del sur, se nota una diferencia clara sobre el volumen de turistas, es mucho más necesario reservar con antelación, los mercados tienen los precios más altos, y la proliferación de hoteles y restaurantes se multiplica.
A nivel cultural, toda la India mira hacia Rajhastan en cuanto a historia se refiere. En esta zona se produce mucha artesanía en forma de textiles, joyería, cerámica, cuero (la más famosa quizás sea la cerámica azul de Jaipur).

cerca del city Palace

cerca del city Palace

Udaipur es una ciudad fácil de conocer en un par de días. Como ya os venimos comentando, estamos ya en fase de priorizar qué visitar y que no, así que, de todas las atracciones turísticas, visitamos sólo la principal: City Palace. Dicen que es el palacio más grande de India y tardamos unas buenas dos horas en recorrer los laberínticos pasillos internos. Nada más y nada menos que ocupa 240 metros de largo. Y eso que no somos de pararnos a mirar cada inscripción, es algo que cuando vemos a otros turistas con un guía que les está explicando el significado de cada grieta de la pared, nos echamos las manos a la cabeza diciendo: qué horror! Reconocemos que eso no es para nosotros, almenos no ese tipo de explicaciones, distinto es cuando nos cuentan anécdotas sobre costumbres del país, pero ese tipo de detalles arquitectónicos nos sobrepasan, tras 10 minutos estamos ya en un viaje astral!

City Palace

City Palace

Pero Udaipur también es famosa por el lago Pichola y, lo que no sabíamos, es que se habían grabado allí escenas de la película “Octopussy” de James Bond, en un montón de locales pasan la película cada día a las 20h, todos orgulloso, y nosotros que ni la hemos visto. Vemos el atardecer sobre el lago desde el rooftop de uno de los hoteles que rodean el lago.

lago Pichola

lago Pichola

Pasear por las pequeñas callecitas que interseccionan con el Jagdish Temple e irse alejando, es descubrir lo más auténtico de la ciudad. LLegamos hasta el Vegetable Market a una buena media horita andando, parándonos en pequeños negocios que encontramos por el camino, donde se encuentra de todo.

El mercato de verduras

El mercato de verduras

Uno, por ejemplo, vende solo patatas fritas, que fríe en mitad de la calle en grandes ollas, no nos resistimos a comprar una bolsa calentita calentita. !Deliciosas!

patatas fritas recién hecha a pie de calle

patatas fritas recién hecha a pie de calle

Sólo pasamos un par de días aquí, suficientes para ver lo más importante de forma tranquila y, sobretodo, andar sin mucho rumbo, ya que lo bonito es perderse en ese laberinto, fotografiando las bonitas pinturas que decoran las paredes de cualquier casa normal (FOTO), o “colárte” en cualquier patio interior de alguna de esas casas y observar lo cotidiano.

DONDE DORMIR

Mewargarh Palace. Un poco dificil de encontrar pero el dueño te viene a buscar al punto más cercano donde te deja el tuk tuk, ya que está en una callecita empinada donde no puede llegar.
Habitación muy limpia, cama comodísima y a la justa distancia de las calles más ruidosas. Doble con baño: 675 rupias/noche (8€). Cuando llegamos, somos invitados a la cena del cumpleaños de uno de los hijos.

aquí las fotos de Udaipur

PUSHKAR
Pushkar es una ciudad que casi parece un pueblo que se hubiera detenido en el tiempo. La atmósfera es mucho más hippy, aparte de las vacas, se ven camellos que la gente contrata para excursiones por el desierto que rodea la ciudad. En Pushkar se da la mayor concentración de camellos de toda India en su famosa “Pushkar Fair”, debe ser todo un espectáculo. Pero lo mejor sin duda es el lago. No iremos sólo un atardecer. Es uno de esos lugares que te hacen sentir el magnetismo de India. La luz que hay es muy especial y sentarse en uno de los ghats (escaleras que bajan hasta el agua) a contemplar el ocaso y como las personas se bañan en sus aguas, es una de las mejores experiencias de Rajhastán.

lago de Pushkar

lago de Pushkar

También es el lugar más económico para comprar de Rajhastán, sobretodo para la ropa.
Como aún nos debíamos mútuamente nuestro regalo por los 5 años (juntos, no de viaje, ojalá), encontramos un hotelito algo apartado del centro, donde pasar un par de días superlux (dados nuestros gastos habituales). Se llama hotel DIA, del mismo dueño que el “SEVEN HEAVEN”, que era donde nos queríamos quedar pero estaba lleno. Y valen la pena os 36€/día que cuesta, las vistas desde el hotel son muy bonitas y sólo tiene 4-5 habitaciones, todas decoradas de forma distinta, con lo que es tranquilísimo.

interior del Hotel

interior del Hotel

Sólo salimos para celebrar HOLY, ante la advertencia del hotel que, a la vuelta, no podremos subir a las habitaciones sin antes ducharnos en una ducha que tienen separada en el sótano (pensamos que exageran, pero visto más abajo como volvemos, es totalmente comprensible que no nos quieran).

Nos hace mucha ilusión que, sin planearlo, haya coincidido que estemos en Pushkar para Holy (celebración de la llegad de la primavera). No queremos ni pensar cómo debe ser en una gran ciudad, si ya aquí, nada más salir por la puerta, nos tiran la primera botella de agua verde por la espalda. Somos un blanco fácil al ir todavía tan limpitos.

happy holy

happy holy

Así que a lo que llegamos a la plaza central, donde no se puede ni entrar de la cantidad de gente, no nos reconocen ya ni nuestras madres, debajo de tanto polvo de colores. Ya nos habíamos hecho ayer con una pistola de agua para defendernos, pero de nada sirve, todos nos abrazan y nos cogen de las mejillas para aplicarnos tanta dosis de color como te dejes. Y siempre recibirlo con el “Happy Holy” en los labios. Quien se atreve a ir con sus grandes cámaras, las llevan envueltas en plástico y celo, nosotros sólo nos llevamos el móvil.
Sólo llegamos hasta una de las plazas del pueblo, más allá está demasiado abarrotado y no se puede ni pasar. En una hora estás ya tan lleno de pintura que sóll piensas en volver para ducharte. En un momento a Michele le rompen la camiseta, y le tiran de la goma del pantalón para llenarle de polvo, hasta dejarle así.

plaza central

plaza central

La verdad es que es una fiesta única en el mundo, por mucho que ahora la estén copiando también en otros países, cada cosa hay que vivirla en su lugar de origen, seguro que no se dan las mismas vibraciones.

Acabada la parte divertida, viene la tediosa (de varios días) de frotar y frotar para quitarse las imposibles manchas de la piel, del pelo sale más o menos fácil, pero preparaos a ir con trozos lilas, verdes y rojos unos cuantos días, mucho menos decorativo que los tattos de henna!

De aquí nos tenemos que ir a Rishikesh, estamos ya en la estación esperando el tren cuando nos estraña no verlo anunciado en ninguna parte, si hay uno anunciado a Rishikesh pero no es el mismo número de tren…qué raro…claro, sobretodo porque cuando miramos bien bien los billetes, nos damos cuenta que lo habíamo sacado para ese mismo día y hora, solo que del mes siguiente! 21 horas, en Ajmer, pueblo feísimo, a buscar hotel con internet para rehacer la ruta al día siguiente hacia donde encontremos tren, difícil hazaña de un día para otro en el turístico Rajhastan. Son ya las 22h que podemos conectarnos, tenemos suerte y encontramos billete a Jaipur (para información de cómo hacer reservas online).

Aquí las fotos de Pushkar

JAIPUR

O la ciudad rosa, o la capital de Rajhastan.
En este caso no visitamos el City Palace, habiendo ya visitado anteriores palacios. Pero si cogemos el ticket combinado que incluye el resto de visitas importantes (el observatorio astrológico Jantar Magar, el Hawa Mahal, desde donde se tiene buena perspectiva de la ciudad desde diferente ángulos, y alguna otra), si bien ninguna nos parece especialmente espectacular como si nos pareció el palacio de Mysore o el City Palace de Udaipur. La más curiosa quizás sea el Hawa Mahal, por su aspecto de castillo de princesas.
Pero lo que más nos gusta está fuera de la ciudad, el fuerte de Amber, a 11 km y fácilmente alcanzable en un bus público (¡con aire acondicionado! Y por 90 Rp i/v, respecto al minimo de 600 que te quiere cobrar un tuk tuk).

Es una impresionante fortaleza que te transporta en el tiempo, sólo empañada por un Coffe Day que hay en la salida, ¡que te devuelve al presente otra vez! Vemos a algunos turistas subir la rampa en elefante (tampoco nos pasemos…).

Entrada al Fuerte de Amber

Entrada al Fuerte de Amber

La parte conocida como la “Pink City” es bastante más grande de lo que parece al recorrerla entera a pie. Está organizada en diferentes bazares, según el tipo de producto que se venda, textil, de mensaje de cocina, de zapatos, de libros…

En definitiva, Jaipur no es la ciudad que más nos ha impresionado de Rajastán, exceptuando el fuerte de Amber, si bien suele ser la puerta de entrada de la mayoría de turistas.

DONDE DORMIR:

Atithi guesthouse. 1100 rupias (13€) la doble con baño, que bien valen la pena en este caso. EL restaurante sirve comida muy buena y a buen precio y tiene un rooftop con mesas muy agraddable. Está bien situado, a no mucha distancia de la estación de tren.

DONDE COMER:

En este caso, daremos un consejo sobre donde no comer: en el LMB, que aparece como “Top choice” de la Lonely Planet. Es caro, la comida es escasa y la calidad es mucho inferior a la de otros restaurantes.

aquí las fotos de Jaipur

Comenta con tu cuenta Facebook

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>