Gastos pre-viaje

(1) comentario Escrito el: 5 julio, 2013
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Email 0 Filament.io 0 Flares ×

Spese pre-viaggioTener un poco de dinero ahorrado para empezar un “gap year” es fundamental. Antes de salir, tendréis que adquirir, si no lo teníais de antes, algunos productos (mochilas, saco sábana, mosquitera, calzado adecuado…), contratar un seguro médico que os cubra en el extranjero, llevar un pequeño kit farmacéutico, poneros las vacunas necesarias, etc. Indicamos por categorías cuales han sido nuestros gastos pre-viaje, en qué producto y por qué::

Equipamiento:
2 bolsas estanco impermeables 29,00 €
2 bolsas medianas para la ropa 18,00 €
2 bolsas pequeñas para la ropa íntima 14,00 €
Navaja multiusos 12,00 €
Adaptador universal 5,50 €
Mochila Laura 152,06 €
Mochila Michele 160,00 €
Mochilas pequeñas 44,00 €
2 pantalones técnicos desmontables 72,00 €
2 sacos sábana 59,80 €
Trípode pequeño 8,50 €
2 set de cubiertos excursionismo 8,00 €

Kit farmacéutico: 100€
Vacunas: 76€ (los dos)
Seguro médico de viaje de 12 meses: 1459,78€ (los dos)

Total: 2206€ (los dos)

A menos que no tengáis ya unas buenas y resistentes (nosotros teníamos unas más pequeñas y sencillas, para viajes de menos tiempo), las mochilas serán una sana preocupación antes de empezar el viaje (LINK). Llevar entre 9-13 kg en la espalda un año no es lo mismo hacerlo con una mochila de cierta calidad que con una comprada en un mercadillo. Estamos muy contentos con nuestra elección (LINK), son muy ergonómicas y la espalda nos lo está agradeciendo.

Pero veamos, del resto, lo que realmente nos está siendo útil y lo que no en la práctica, almenos de momento:

Las bolsas estanco las utlizamos para llevar dentro el portátil/tablet, que además llevamos en una funda de neopreno. Protegen los aparatos electrónicos del contacto con cualquier líquido (por ejemplo, un agua que se pueda derramar en la mochila o la lluvia). Creemos que son muy recomendables.

Las bolsas con cremallera para clasificar la ropa las hemos comprado en una tienda de Barcelona que se llama MUJI. Son sencillas, ligeras, con una red para ver lo que hay dentro y una cremallera que nos ayuda a que la ropa se quede más comprimida. En la mediana llevamos los pantalones, camisetas y el jersei, y la ropa íntima, calcetines y bañador en la pequeña. Dentro de la mochila es mejor llevar la ropa en bolsas que puedas sacar en bloque para que se arrugue menos y puedas localizar facilmente lo que necesitas, ya que todo está en el mismo lugar. Tienen más capacidad de la que aparentan a priori. Es de las cosas más prácticas que hemos comprado!

Navaja multiusos tipo suiza: de momento sólo estamos utilizando la navaja para pelar o cortar fruta principalmente. El resto de accesorios de la multiusos no los hemos usado nunca, así que la navaja, aunque sea pequeña, es lo más imprescindible.

Mochilas pequeñas: obviamente, teníamos mochilas en casa, pero, de nuevo, toca pensar en optimizar el peso y las nuestras no eran ultraligeras. La de Michele es una Quechua de 22 litros, con un buen respaldo y bolsillo interno para proteger el ordenador además de otros compartimentos, la de Laura es una utraligera Quechua arpenaz de 18 litros.

Adaptador universal: en Tailandia y Malasia no nos ha hecho falta. Os podéis ahorrar el llevarlo tranquilamente. En los casos de enchufe de 3 agujeros será tan sencillo como introducir el capuchón de un bolígrafo tipo bic en el tercer agujero y a la vez poner vuestro enchufe en los otros dos. Y, a malas, lo venden baratísimo en cualquier tienda.

Saco sábana: algo que nos ha sorprendido. Antes de salir, yo, Michele, dudaba de la utilidad de esta sábana de algodón con forma de saco de dormir y, sinceramente, me desdigo. Es de lo que más estamos usando. En el 80% de las habitaciones nos hemos encontrado una especie de funda nórdica sin sábana aparte, que con el calor que hace están locos si piensan que alguien va a necesitar taparse con un nórdico, así que usamos cada noche nuestra sábana portátil. También para las noches en tren que ponen el aire acondicionado a tope y no siempre es suficiente la mantita que te dan (además sirve para guardar las cosas de más valor, como la riñonera, a los pies dentro de la sábana).

Trípode (de los chinos): También este objeto pensábamos que sería un trasto caprichoso y, sin embargo, para quien le guste la fotografía es un “must”. Para autofotografiarse o grabarse, apoyarlo en zonas donde no se llegaría con nuestra altura, y también muy útil para las fotos nocturnas donde se requiere un pulso de cirujano.

Set de cubiertos de excursionismo: son de un material plástico mucho más resistente que los de usar y tirar, comprados en una tienda especializada en montañismo. La cuchara la utilizamos a menudo (para comer yogures por ejemplo), y también el cuchillo (para cortar fruta, que a veces es nuestra cena). Desde luego, no imprescindibles (fue más un capricho) pero útiles.

Kit farmacéutico: De momento, pero no cantamos victoria, no hemos usado nada, pero seguimos pensando que es imprescindible llevarlo, en salud más vale no ahorrar.

Como habréis podido comprobar, la mayor parte del presupuesto pre-viaje se va en el seguro de viaje. Hay muchos para elegir, y más económicos, es un mundo que merecía un post detallado. Para las vacunas, podéis leer este otro post.

Comenta con tu cuenta Facebook

comentarios

Un pensamiento en “Gastos pre-viaje

  1. Pingback: Nuestros 10 consejos para viajes largos | Next Stop Asia - Michele y Laura

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>