Diez consejos para ahorrar durante el viaje

(8) comentarios Escrito el: 14 junio, 2013
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Email 0 Filament.io 0 Flares ×

Budget giornaliero

Organizar un “gap year” parece imposible, no solo desde el punto de vista organizativo, sino también económico. En realidad solo se necesita algo de dinero ahorrado y espíritu de adaptación a la hora de reducir los estándares a los que estamos acostumbrados. Abrimos esta nueva sección con el deseo de compartir con vosotros algunos consejos (en parte leídos en varios foros o blogs y en parte por propia experiencia) que nos han ayudado a ahorrar algún dinerito. Publicaremos también los gastos previos al viaje y los que acabaremos teniendo país por país y organizados por categorías (transporte, comida, alojamiento, compras…), de forma que se puedan comparar los diferentes países asiáticos en las mismas condiciones y expectativas. En referencia a este aspecto hemos de decir que no nos consideramos viajeros low-cost al extremo (en Asia se podría sobrevivir con 10€ al día e, incluso menos, en función de si se duerme en tienda de campaña, se cocina uno siempre su propia comida, etc.) sino que nos situamos en un presupuesto medio-bajo. Esto quiere decir que no soñamos con ir a un resort, nos acontentamos con una habitación limpia y preferiblemente con baño privado en una guesthouse sencilla.

Os dejamos aquí 10 consejos que seguimos y que creemos que nos permitirán ahorrar y controlar nuestro presupuesto sin caer en gastos innecesarios (almenos hasta ahora nos están funcionando):

1 – En Asia se encuentran precios para todos los bolsillos, desde guesthouses a 4€ la habitación por día, hasta resorts de superlujo. Los gastos, en consecuencia, pueden variar notablemente en base al nivel de confort al que podamos aspirar teniendo en cuenta nuestros famosos ahorros. Si dividimos nuestro pequeño tesoro en 365 días, sabremos nuestro presupuesto máximo diario. En nuestro caso nos hemos puesto un límite de 20€ por persona y día (hay que tener en cuenta que no todos los países de Asia son iguales en cuanto al coste de vida, así que hemos hecho una media entre todo lo que hemos leído sobre coste por cada país). En el caso que un día lo superemos, hemos de ahorrar la diferencia en los 2-3 días siguientes. Y la desviación positiva que tengamos, acabará compensándose cuando compremos billetes de tren o, por ejemplo, alquilemos una moto varios días seguidos. Consideramos que con esta cifra (40€ entre los dos diarios) se puede tener un nivel de vida aceptable en Asia. Uno puede pensar que con 20€ al día por persona no es posible pagar alojamiento, 3 comidas al día, transporte y otras compras que vayan surgiendo (como agua, productos de higiene, fruta, etc.), pero os aseguramos que con un poco de organización, es factible, e incluso permitirse de vez en cuando algún pequeño capricho. Eso sí, organizándose la ruta por cuenta propia y no a través de excursiones contratadas, escogiendo medios de transporte principalmente terrestres, y no pagando todas las entradas que uno se encuentra por el camino (¿sabéis cuantos templos hay en cada país asiático?).

2 – Hemos empezado el viaje sin un plan predeterminado de la ruta a seguir y decidiendo de un día para otro donde ir. Pero esto no siempre es lo más económico y favorable. Reservar en el mismo día implica no siempre poder elegir entre todos los hoteles porque algunos estén completos, no encontrar el horario de tren o autobús que quieres o que las reservas sean menos favorables (asientos separados, etc.), y a veces estresarse innecesariamente. Así que hemos empezado a planificar la ruta de 3 días en 3 días. Esto nos está permitiendo prever mejor los gastos sin renunciar al espíritu aventurero.

3 – Puede parecer banal, pero antes de realizar cualquier compra, conviene darse una vuelta entre las otras tiendas o puesto cercanos. No hay que dejarse llevar por las compras compulsivas surgidas por la impaciencia o hambre del momento, cuando en la siguiente esquina encontraremos lo mismo a un mejor precio. Esto sirve para cualquier categoría de compras, desde una camiseta hasta un sitio para comer o un lugar para dormir.

4 – Nuestra estrategia para reservar consiste en reservar una sola noche a través de uno de los múltiples buscadores (donde leemos opiniones de otros viajeros), para, después de valorar la relación calidad-precio del sitio en primera persona, quedarnos en él (en ocasiones renegociando de nuevo el precio si estamos en temporada baja o vemos que tiene muchas habitaciones libres) o movernos a otra guesthouse. Así, en el peor de los casos, habremos solo pagado un par de euros más por no haber podido negociar in situ, y a cambio no habremos ido de sitio en sitio cargados con las mochilas sin además tener una idea previa de los precios de la zona. En el 70% de los casos nos moveremos a otros hostels cercanos que sean o más bonitos, o más económicos que aquellos que hayamos visto por internet, pero almenos así partimos de una comparación previa de precios que hemos realizado antes de ir al lugar. Otra buena estrategia y que une las ventajas del punto anterior (solo válida seguramente en temporada baja) es buscar la guesthouse que os interesa a través de los buscadores e ir directamente cuando lleguéis y negociar entonces la tarifa con ellos (como no os tienen que pagar ninguna comisión a vosotros, conseguiréis mejor tarifa).

5 – Comer en restaurantes locales. Siguiendo nuestro instinto, observando la cocina y al cocinero. ¿Hay gente comiendo allí? ¿Sólo hay turistas? ¿Sólo hay personas del lugar? Preguntad por la calle a la gente donde van a comer ellos. Una vez elegido el sitio, mejor pedir solo un plato por persona y esperar a ver el tamaño de las raciones para decidir si hace falta pedir algo más. Tentados por la euforia de los bajos precios por los que se come en Asia, se tiende a pedir más de lo que realmente mos pide el cuerpo. Nosotros estamos comiendo un solo plato en la comida y en la cena y no pasamos para nada hambre.

6 – A menos que encontréis un cambio del que estéis seguros que es imbatible, es mejor ir cambiando pequeñas cantidades de dinero, como por ejemplo, de 50 en 50 euros. De esta forma se acabarán compensando los diferentes tipos de cambio entre casas de cambio y ciudades distintas dentro del mismo país, acabando con una media aceptable.

7 – Para la primera parte del viaje es mejor salir con cierta cantidad de dinero en metálico (en nuestro caso han sido 400 € por persona, una cantidad media para no correr muchos riesgos), de tal forma que almenos el primer mes os ahorréis las comisiones bancarias. Una manera de alargar el dinero en metálico es ir pagando con tarjeta (preferimos de débito si se puede para luego no llevarnos sorpresas) donde sea posible, ya que en ese caso tampoco se paga ninguna comisión (almenos con nuestro banco).

8 – Antes de salir, comprovad que vuestro banco sea de los que tiene las comisiones más bajas, sobretodo relativos a dos aspectos: cote fijo por sacar dinero desde un cajero automático en el extranjero, y el porcentaje de comisión que os aplicarán por el cambio de divisa (se aplica cada vez en base a la cantidad que saquéis). Para unas vacaciones de un mes, pagar 4€ de comisión cada vez que uno saca dinero puede ser un coste aceptable, pero si esto debe aplicarse a un año, todo va sumando.

9 – Si queréis pagar lo mismo que la gente local (por ejemplo, en un mercado), colocaros detrás de uno de ellos, observad qué pide y cuanto paga por el roducto que os interesa y directamente pedid y pagad lo mismo al vendedor sin hacer la pregunta de “cuanto cuesta…? De esta forma ya no se abre la veda al regateo y el vendedor no os podrá dar un precio distinto de forma tan descarada.

10 – Si tenéis la necesidad de reservar un vuelo interno, sabed que estadísticamente el miércoles es el día más económico para viajar, pero no por eso dejéis de mirar los días de alrededor, no siempre es una ciencia exacta! Sirve saberlo para planificar vuestros desplazamientos en consecuencia.

Actualizaremos este post con otros consejos que descubramos como útiles durante nuestro viaje.
En el próximo post compartiremos nuestros gastos pre-viaje en las siguientes categorías: equipamiento, kit farmacéutico, vacunas…así como qué ha motivado elegir unas cosas u otras.
¿Se os ocurren otros consejos para ahorrar durante el viaje?

Comenta con tu cuenta Facebook

comentarios

8 pensamientos en “Diez consejos para ahorrar durante el viaje

  1. Àlex

    Hola Makus!!!!
    Per fi he tingut 5min. per poder mirar actualitzación + fotos + videos + cuina + tot ….. sento el retràs, però ja veig que això està en 100% funcionant ;)
    Per akí tots bé, però no ens aniria malament un parell de braços més.
    Una forta abraçada,
    Gaia&Guim&Vane&Àlex

      1. stardoll coin generator

        I’ve had this purse for more than 6 several weeks. It’s the just one I personally use any longer. I really like the truth that I makes it a backpack at the appropriate interval or adjust the strap length to whatever I would like too. It’s lots of space for everything I want and much more. It’s very perfectly made and very sturdy. it may hold a great deal of weight. I intend to purchase more bags from them also.

  2. Michele Laura Autor

    Es que cuando se juntan una catalana y un barese es una mezcla explosiva para el ahorro jeje…de todas formas hay que decir que hemos empezado por uno de los países más económicos y en temporada baja, no serán todos iguales…
    Si que es una pena no estar en el cumple, a ver si podemos conectarnos en directo por skype y así os vemos a todos a la hora de la comida, que ya lo teníamos pensado. Un besote!

  3. Pingback: Archivo para tener bajo control los gastos | Next Stop Asia - Michele y Laura

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>